Laura Nataly Bello López*

Colombianos y colombianas:

En los últimos días se comprobó la presencia del virus COVID-19 en nuestro país, frente a esto mencionaré los principios que, como figura soberana y mediadora entre los ciudadanos, me permito ejercer para asegurar la existencia de nuestra República. Es importante que entendamos que dichos principios no son invenciones espontáneas o situacionales, sino que por el contrario, son principios comunes y racionales que todos estamos en la capacidad de llevar a cabo y que, por supuesto, ustedes deben conocer como cualquier situación relacionada con el Gobierno.

Anneth Mariana Cruz Montenegro*

El 15 de enero de 1947 en Leimert Park, Los Ángeles, California, una citadina de la zona encontró el cuerpo sin vida de Elizabeth Short, mujer bostoniana que durante sus años de gloria había estado intentando ingresar al mundo de la actuación sobreviviendo en una ciudad tan lánguida y movida como Los Ángeles. Short, apodada por la prensa como «la Dalia Negra», presentó al mundo la brutalidad de la humanidad por medio de su cuerpo, masacrado, mutilado y dañado, el cual dejó muy poco a la imaginación respecto de la depravación de la que una persona puede ser capaz de cometer.

 

Diana Catherine Cely Atuesta*
Luis Oswaldo Aristizábal Clavijo*

“Me comprometo a estar pendiente de mi entorno universitario para reconocer las señales no tangibles ni directas del acoso con el fin de tomar acciones frente a la situación.

Me comprometo a actuar con solidaridad y empatía ante las situaciones que vulneren la integridad física y psicológica de mis compañeros universitarios.
Me comprometo a denunciar a cualquier agresor sin importar su relación de poder.”1

Andrea Rodríguez Soler*

Hablar sobre el acoso sexual nos resulta incómodo muchas veces porque nos han enseñado a pensar que se trata de algo normal, sin embargo: no es normal. En tiempos de cambio tan importantes para la humanidad, se nos hace necesario comprender que hay muchos comportamientos que las diferentes culturas y sociedades han normalizado, como el acoso sexual, que perturban e interrumpen la convivencia desmejorando la dignidad de poblaciones históricamente discriminadas. Por esto es importante reconocer que el acoso sexual no es normal, es importante identificarlo y conocer las rutas en caso de que queramos solicitar ayuda o deseemos denunciar. Puede que esta información ayude a una amiga o amigo, a un familiar o inclusive a ti misma o mismo a tener una vida tranquila y libre de violencias.

Buscador