Karen Daniela Criollo Duarte*

Las historias son una excusa del mundo para hacer inmortales los momentos, contamos diferentes sucesos para conmemorar o usar de ejemplo… Ejemplo para saber qué está bien o mal hacer y de una u otra manera cambiar las decisiones de la vida. Las historias son la excusa perfecta para volver a vivir ¿pero si no existiera ya quién puede contar o escribir estas palabras? ¿Cómo volver a vivir?

Danilo José Bolaño Pacheco*

Voy a narrar el acontecer de un extraño y sorprendente día que ocurrió en mi añorado pueblo de mi juventud, Pivijay, Magdalena, y que sucedió en la casa donde di mis primeros pasos y transcurrió parte de mi juventud en comunión con mi familia.

Yulieth Tatiana Holguín Alfonso*

Todo comenzó un domingo 15 de marzo, faltaban 10 minutos para que fueran las 8 de la noche, esta era una noche fría, el cielo estaba nublado y se sentía el cansancio en mi cuerpo de un fin de semana agotador, con un exceso de trabajos acumulado. Me encontraba con mi familia en la sala cuando de repente recibí un correo de la universidad donde me informan que se suspenden las clases por la pandemia del Covid-19 que está afectando al mundo entero. En este momento, a pesar de las circunstancias, me alegré mucho porque tenía la esperanza de volver a mi pueblo y poder compartir con mi familia, mi alegría era inimaginable, la noche fría se volvió una noche de delirio para poder viajar pronto. Empecé a alistar mi maleta y organicé todo, ya que mi madre me había dado la maravillosa noticia de que a las seis am del día siguiente emprenderíamos ruta hacia mi hermoso pueblo.

Juan Sebastián González*

Eran las once de la mañana en los barrios pobres de Bihar, una ciudad india azotada por la escasez y en donde últimamente se oyen más gritos que carcajadas, en donde se ven más caras largas que sonrisas alegres y en donde ahora hay más dolor que de costumbre.

Lina Marcela Ballesteros Escobar*

Creer que lo más importante en la vida es el dinero, es una de las ironías más difíciles de explicar, te equivocas si así lo crees, lee, sopesa y aprende de la difícil realidad que se debe afrontar. Era una noche más en la vida de Alexandra, una persona que venía recientemente con vacíos emocionales y depresiones sin fin, pues no encontraba una verdad objetiva respecto a su existencia y su vida. Sin embargo "Alex" como le dicen las personas de su entera confianza, buscaba cada día refugiarse en nuevos hábitos para poder alivianar su profundo dolor, encontraba solución y distracción en su trabajo, ardua situación que día a día tenía que soportar.

Buscador