Jaime Andrés Durán Lamprea*

Llega marzo y con él un desinterés al ver como con el pasar de los años se ha ido perdiendo poco a poco ese sentimiento tan gratificante de estar próximo a un nuevo año de vida. Al principio, pensaba aprovechar ese día para coger mi moto e ir a conocer algún lugar nuevo, ya que cada vez se hacía más grande la necesidad de volver a sentir las caricias del viento rozando mis mejillas y la única e inigualable sensación de excitación que se produce al acelerar a fondo mientras sumó más y más kilómetros a mi historial. Así, pasaron pocos días entre clases, una que otra salida, y tiempo en familia; todo marchaba bien para nosotros, mientras que en el resto del mundo se iba expandiendo a gran velocidad un virus que nos marcaría la vida para siempre, la COVID-19.

Lina Katherin Miranda Rincón*

Receta para el caos. Ingrediente principal: una mamá desesperada que no sabe qué preparar de almuerzo, un tío que no tenga nada que hacer, una receta de torta de zanahoria, una clase a punto de empezar y ganas de preparar una deliciosa torta.

El Ieshfaz, la revista ArteFacto y el espacio académico de Comunicación Oral y Escrita invitan a los estudiantes matriculados en los programas de pregrado y posgrado de la Universidad Santo Tomás en todas sus sedes a crear piezas de video de máximo un minuto de duración (filminutos) o memes sobre la idea: ¿Qué es eso de la sostenibilidad social y ambiental?

Farud Ignacio Bríñez Villanueva*

La presente crónica relata una historia personal de vida que se encuentra en estrecha relación con la vocación del profeta de la Biblia: Jeremías. Su desarrollo parte desde el nacimiento, pasa por la adolescencia, la juventud, y finalmente desemboca en la adultez. Es la narración de una vocación religiosa o cómo nació particularmente una vocación religiosa: “desde el vientre materno”. Una historia de vida narrada de manera concreta pero profunda, que está acompañada de un orden cronológico no solo de fechas sino también de acontecimientos que describen y exponen cómo a temprana edad y quizás sin saberlo, Dios ya había hecho su elección sobre el llamado a la vocación religiosa sacerdotal.

Buscador