Daniel Rodríguez Gallego*

Estaba en una caverna muy similar a la que narraba Platón. En la univocidad incipiente de mi mutismo, podía ser cualquier cosa, cualquier otro lugar, no sabía, de lo que estaba seguro era de su carácter convexo, centrífugo, solitario. Viajaba de aquí para allá como un vaivén, ensillando tórridos panoramas que desdibujaban la desdicha, escuchaba alaridos que apenas se manifestaban en sombras, aquellas sombras que hacía con astucia para huir del miedo.

David Huertas Calderón*

Bogotá es una ciudad incomprendida por las personas que no viven en ella, pero lo es aún más por los que si lo hacen pues es una cosmopolis de una complejidad alta donde el caos reina por acción de las mismas personas que lo habitan, personas que por diferentes motivos violan leyes gubernamentales o de simple sentido común con resultados que nadie desearía, así que: ¿Qué señal necesitan los Bogotanos para dejar de hacer esto?

Jeison Camilo Ospina Díaz*

Él vive a las afuera de Bogotá, para viajar hacia su universidad ubicada en la capital colombiana, se desplaza en un bus intermunicipal que sale a las 4:20 am y que lo transporta hasta el Portal Norte, donde llega a las 5:30 am. Empieza sus clases a las 6:00 am, durante su recorrido observa la contaminación en el aire, los embotellamientos, la informalidad y la mendicidad, los migrantes y la gente que como él, día a día se enfrenta a tomar en transporte público bogotano en un trasegar que se asemeja a una batalla. Esto hasta cierto punto se ha tornado normal y esto también es un problema, puede que necesitemos abrir los ojos y ver lo que pasa a nuestro alrededor.

Aylin Rocio Martínez Rojas*

La vida de un hombre de ciencia se encuentra atada al Rey y el poder que le era otorgado a la Iglesia. Este hombre nos relatará los sucesos que vive tras estar prisionero en un calabozo, mientras espera varios días y noches por su sentencia; al estar allí se encuentra con un sinfín de cosas que la Corona y la Iglesia ocultan. El año en que transcurren los sucesos…1.345

Viviana Stefania Avellaneda Vargas*

Viviana quién es menor de edad y en corto periodo de tiempo tiene que modificar su estilo de vida por completo, encontró la seguridad y valentía que le hacía falta después de haber cometido tantos errores a causa de la incertidumbre y su soledad, en un solo ángel, Luciana.

Buscador